Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Día Mundial contra el Cáncer. 4 de febrero 
Día Mundial contra el Cáncer. 4 de febrero 

Este material es de carácter educativo e informativo únicamente, no sustituye ni reemplaza la consulta médica, y en ningún caso deberá tomarse como consejo, tratamiento o indicación médica. Ante cualquier duda deberá consultar siempre con su médico tratante.


Antes que nada, ¿qué es el cáncer?

El cáncer es una enfermedad que se presenta cuando un grupo de células normales del organismo generan un crecimiento anómalo e incontrolado. El síntoma que suele ser más común es la aparición de un bulto llamado tumor; esto ocurre con todos los cánceres, a excepción de la leucemia (cáncer de la sangre).

El cáncer es una de las causas principales de muerte en todo el mundo, alcanzando casi 10 millones de fallecimientos en 2020.  Superando las muertes por VIH/SIDA, malaria y tuberculosis en conjunto.

Para generar conciencia sobre el alcance de esta patología la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) y la Unión Internacional Contra el Cáncer (UICC) proclamaron el 4 de febrero como el Día Mundial contra el Cáncer. 


El poder está en nuestras manos

Según la Unión Internacional contra el Cáncer (UICC), al menos un tercio de los cánceres comunes se podrían evitar. Solo hay que informarse y accionar. Hay tres medidas fundamentales que van en esa dirección:

  • Adiós al cigarrillo. Dejar de fumar y mantenerse lejos del humo de otras personas es una medida efectiva. El cigarrillo es la principal causa de cáncer de pulmón, pero también puede contribuir con la aparición de otros cánceres.
     
  • Peso saludable y ejercicio. Tanto el sobrepeso como la obesidad están vinculados a por lo menos 13 tipos de cáncer. Realizar actividad física de manera periódica puede prevenir estos padecimientos. 
     
  • Detección temprana. Las pruebas de detección y los chequeos médicos podrían ayudar a detectar de manera precoz ciertos tipos de cáncer, impactando positivamente en el pronóstico de los pacientes con esta patología.


¿A qué prestar atención?

Además de realizar chequeos periódicos de nuestra salud, es importante prestar atención a síntomas que pueden ayudar a detectar de manera precoz un cáncer. Si bien hay muchos tipos, algunos signos pueden ser:

  • Bultos o hinchazón anormales
     
  • Tos, falta de aire o problemas para tragar
     
  • Cambios en el hábito intestinal
     
  • Sangrado imprevisto 
     
  • Pérdida de peso sin motivo aparente
     
  • Fatiga
     
  • Dolor 
     
  • Aparición o modificación de un lunar
     
  • Complicaciones al orinar
     
  • Cambios anómalos en las mamas 
     
  • Pérdida del apetito 
     
  • Una llaga o una úlcera que no cicatrizan 


No necesariamente cualquiera de estos síntomas es sinónimo de cáncer, pero ante la aparición de alguno de ellos, lo recomendable es realizar una consulta médica.

En los últimos años, los expertos han logrados avances significativos en los tratamientos.


¿Qué podemos hacer?

Pese a la prevención y a los hábitos saludables, lo cierto es que el cáncer puede aparecer en la vida de cualquier persona. Nadie está exento. Pero ante esta situación, existen diversas acciones que podemos llevar a cabo con el fin de generar un cambio, por más pequeño que sea. 

1. Apoyo: Si un familiar o allegado está pasando por esta situación, lo ideal es acompañarlo y fomentar conversaciones que lo hagan sentirse escuchado (en su vida cotidiana, visita al médico, actividades domésticas, reuniones sociales, entre otras).

2. Información y diálogo: Documentarse y tener conversaciones abiertas con los profesionales de la salud puede contribuir a despejar las dudas de un paciente con cáncer y sus allegados, en cada etapa de su tratamiento,  ayudando a manejar las expectativas y preocupaciones hacia lo desconocido.

3. Tratamiento: Es fundamental seguir al pie de la letra las indicaciones médicas y cumplir con las pautas del tratamiento, no dejar de consultar lo que sea necesario (un síntoma nuevo, dietas, cambios de humor).

4. Pensamientos positivos: A veces es difícil ver el lado bueno de las cosas pero el cáncer no debe ser sinónimo de muerte. Ver una película, leer un libro, apreciar un atardecer, tener una buena charla y compartir con seres queridos… son situaciones valiosas que pueden motivar a seguir adelante.

img